Mirillas digitales

Julio Sanchez Abogados Mirilla Digital Aspectos jurídicos

Mirillas digitales

Ante las controversias surgidas sobre el uso de las mirillas digitales pasamos a exponer algunas cuestiones a tener en cuenta sobre su naturaleza jurídica y su alcance.

¿Qué es una mirilla digital?

Una mirilla digital es un dispositivo electrónico que se instala en la puerta de entrada de una vivienda para permitir a los residentes ver quién está en la puerta antes de abrir. Habitualmente la mirilla digital muestra en una pantalla dentro de la casa o remite a un teléfono móvil la imagen de la persona que está al otro lado de la puerta. Esto puede proporcionar una mayor seguridad al permitir a los residentes ver quién está en su puerta antes de abrir y evitar posibles robos o intrusiones no deseadas.

¿Cuál es la calificación jurídica de una mirilla digital?

La cuestión ha sido ampliamente tratada por la Agencia Española de Protección de Datos la cual en numerosas resoluciones ha establecido que la MIRILLA DIGITAL NO ES UN DISPOSITIVO DE VIDEOGRABACIÓN.

La AEPD ha resuelto de forma consolidada que la función de estos dispositivos “es exactamente idéntica a las mirillas tradicionales” estando plenamente aceptada por la Agencia y los Tribunales su instalación, ya sea por motivos de seguridad e incluso de comodidad de los usuarios del inmueble.

La mirilla digital actúa enviando la señal a un teléfono móvil desde el que se visualiza lo visionado por la mirilla, pero solo graba si se activa el modo grabación en ese momento en el móvil, así que no graba indiscriminadamente y en todo momento solo si, ante una situación que justifica la autoprotección personal y de la propiedad, pasa a ser grabado en el terminal telefónico, considerando la AEPD que su uso se ajusta a la legalidad.

¿Es necesario contar con autorización de la comunidad de propietarios si se instala en la puerta de tu vivienda?

La AEPD entiende que al no tratarse de una cámara de videovigilancia y además no estar instalada en zona común no está incluida en las previsiones del artículo 17.3 de la Ley de Propiedad Horizontal y en consecuencia no requiere autorización, ni se puede prohibir su uso. Cómo aclaración y para los casos de aplicación, este artículo establece una mayoría cualificada de 3/5.

Además, la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) considera, en situaciones especiales como haber sufrido robos o situaciones de acoso vecinal, etc, que no se infringen las normas de privacidad y no es necesario contar con el permiso del resto de vecinos para su instalación por dos razones:
a) En primer lugar, porque la zona de rellano no es una zona destinada a la intimidad.
b) La AEPD ha abordado estas situaciones y considera que, en todo caso, existen causas justificativas de autoprotección del domicilio familiar y sus ocupantes.

¿Qué dice la AEPD sobre el campo de visión de una mirilla digital?

Existe numerosa jurisprudencia judicial, que la AEPD ha citado a lo largo de sus resoluciones, y que señala que las grabaciones de vídeo en zonas comunes, como las escaleras de acceso a una vivienda, un rellano compartido o el garaje del edificio, no violan el derecho a la intimidad del resto de vecinos.

Estas áreas no son equiparables a hacer una grabación de “la morada o espacios donde el ciudadano desarrolla su actividad privada”.

¿Qué dicen los Tribunales sobre si la decisión de colocar una mirilla digital por un vecino puede estar justificada como autoprotección superando el juicio de proporcionalidad y, en su caso, poder generar prueba de una agresión o un robo?

La AEPD se remite a la jurisprudencia aplicable y como referencia cita habitualmente la STC 39/2016, 3 marzo 2016 que, a su vez, expone que:

Para comprobar si una medida pudiera ser potencialmente restrictiva de un derecho fundamental es necesario analizar si supera el juicio de proporcionalidad y para ello es necesario constatar si cumple los tres requisitos o condiciones siguientes:
A) si tal medida es susceptible de conseguir el objetivo propuesto (juicio de idoneidad);
B) si, además, es necesaria, en el sentido de que no exista otra medida más moderada para la consecución de tal propósito con igual eficacia (juicio de necesidad);
C) y, finalmente, si la misma es ponderada o equilibrada, por derivarse de ella más beneficios o ventajas para el interés general que perjuicios sobre otros bienes o valores en conflicto (juicio de proporcionalidad en sentido estricto)

Siguiendo las pautas establecidas por el Tribunal Constitucional, la colocación de una mirilla digital cumple con los anteriores requisitos y además, no conlleva un tratamiento de datos por el propietario por lo que estando colocada en su puerta no es necesario que los vecinos den su consentimiento a una mirilla electrónica.

¿Qué puedo hacer con el material grabado si se observa un delito?

Ante los ataques al goce pacífico de la inviolabilidad domiciliaria o para preservar la seguridad de los miembros de la familia y la propiedad, caso de activarse la grabación se deben poner las imágenes a disposición de la autoridad competente, bien judicial, o bien ante las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Julio Sánchez.-Abogados

Julio Sanchez Abogados Mirilla Digital Aspectos jurídicos

Imagen de Freepik