25 de octubre, Día Europeo de la Justicia

JulioSanchez_Abogados_Dia_Europeo_Justicia_2020

25 de octubre, Día Europeo de la Justicia

El 5 de junio de 2003 el Consejo de Europa y la Comisión Europea decidieron conmemorar el día europeo de la justicia cada 25 de Octubre.
El objetivo de esta celebración es promover que los ciudadanos europeos se mantengan informados sobre sus derechos mediante una justicia más accesible para todos y aumente así la confianza en su sistema judicial.

Desde 2014, se celebra también el Día del Abogado Europeo para conmemorar los valores comunes de los abogados y su papel intrínseco en la defensa y promoción del Estado de Derecho, así como su contribución al sistema de justicia.

Justicia y Derechos Humanos

Hablar de justicia es hablar de los Derechos Humanos los cuales representan valores intemporales y generales y conceptualmente se definen como universales, interdependientes, indivisibles, inalienables e imprescriptibles.

  • Son universales porque involucran a la Humanidad en su conjunto.
  • Son interdependientes ya que el cumplimiento de cada derecho depende del cumplimiento de los demás y a su vez la conculcación de uno de ellos afecta a los otros.
  • Son indivisibles porque el goce de un derecho no puede hacerse en detrimento de otro.
  • Son inalienables porque a nadie se le puede despojar de ellos.
  • Y son imprescriptibles porque son para toda la vida.

Estos derechos responden a valores generales e intemporales que giran alrededor de dos conceptos matrices, como son la igualdad y la libertad, que se interrelacionan y retroalimentan el uno al otro y sostienen la idea principal de fomentar y proteger la dignidad humana y buscar el bien común regulando la convivencia social y política.

Desde esta búsqueda del bien común las únicas restricciones a la libertad individual encuentran su razón de ser en garantizar la convivencia pacífica dentro de una sociedad orientada a extender la justicia social, entendiendo la Justicia como dar a cada persona lo que se merece y proteger sus libertades para que pueda desarrollarse como ser humano, en oposición a la idea de lo injusto como aquello que fomenta la exclusión, la pobreza o la marginación.

Aunque los Estados tienen la obligación de garantizar estos derechos esenciales con medidas proactivas que fomenten políticas que los protejan y teniendo como barrera última de protección los tribunales de justicia, esto no nos exime de la responsabilidad de la sociedad en el compromiso individual de proteger esos derechos en los demás, tomando para ello conciencia de que esa defensa de los derechos del otro, supone una férrea defensa de los derechos de la sociedad en su conjunto y por ende de los propios.
Sin embargo, la exigencia de los propios derechos, en perjuicio de los derechos de los demás, solo crea una sociedad polarizada y resentida, que genera desigualdad y sufrimiento, individual y colectivo.

La justicia se administra por los tribunales, pero la idea de Justicia depende de todos.

Si la justicia existe, tiene que ser para todos; nadie puede quedar excluido, de lo contrario ya no sería justicia.
Paul Auster